Lesiones en mountain bike y pedales automáticos: revisión de tres casos.

Fractura de escafoides
Noviembre 9, 2010
El entrenamiento de la musculatura inspiratoria mediante el POWERbreathe aumenta la tolerancia a la carrera intermitente de alta intensidad, mejorando el rendimiento físico.
Noviembre 10, 2010
Mostrar todos

Lesiones en mountain bike y pedales automáticos: revisión de tres casos.

En mountain bike la mayoría de las lesiones que ocurren son menores, como abrasiones cutáneas y contusiones como consecuencia de un impacto con el suelo en terreno impredecible. En otros casos menos frecuentes se produce una lesión significativa de tejidos blandos debido a una pérdida de control por parte del corredor y fallo al intentar sacar los pies de los pedales automáticos.

Casos reportados

Tres pacientes masculinos, de entre 23 y 42 años, cayeron lateralmente de sus bicicletas tras perder el control a una velocidad entre moderada y alta. Se encontraban en trazados bien marcados con terreno irregular y portaban casco y culotte.  Ni se vieron involucrados más ciclistas ni se encontraban en competición. Los tres acudieron al hospital con lesiones en tejidos blandos de la pierna derecha, sin identificarse fracturas ni otro tipo de lesiones. Dos de ellos tenían laceraciones a lo largo del borde medial de la tibia. Las heridas fueron limpiadas y reducidas mediante puntos y anestesia general. La lesión del tercer ciclista se extendió más proximalmente y sufrió daños en el tercio medio del tendón rotuliano. La herida fue desbridada y cerrada. Tras un tratamiento con antibióticos, los tres pudieron volver a montar en bicicleta tras tres meses.

Discusión

En la última década, el mountain bike ha ganado mucha popularidad, con un gran incremento de ventas en el Reino Unido. En los Estados Unidos, 8.6 millones de personas montaron en bicicleta en el año 1998, cerca del doble respecto al 1993. Con este aumento de popularidad, las lesiones provocadas por el mountain bike han sido bien estudiadas y los conocimientos sobre ellas son altos, especialmente de las abrasiones y contusiones cutáneas. Con el uso tan extendido de los cascos (sobre el 80% de los practicantes), las lesiones serias del cráneo son, afortunadamente, poco frecuentes. La mayoría de las lesiones tienen lugar durante los descensos, siendo los peores casos aquellos en los que el ciclista cae lateralmente. La mayoría de las lesiones óseas afectan al tren superior, con la clavícula como principal afectada. El hecho de encontrar tres pacientes con una lesión aislada del tejido blando de la pierna derecha similar sugiere un mecanismo común de lesión y la causa parece provenir directamente de la propia bicicleta.

Muchos ciclistas usan pedales automáticos, los cuales están disponibles desde mediados a finales de los años 80 para bicicletas de carretera, y están ganando mucha fama entre las bicicletas de montaña. Para liberar el pie del pedal es necesario un movimiento rotatorio. Todos los pacientes descritos no sólo tenían ese tipo de pedal, sino que también fallaron en el momento de liberar el pie cuando perdieron el control de la bicicleta. Cuando los ciclistas pierden el control, la respuesta natural es pone el pie en el suelo para frenar la caída. Una liberación tardía de uno de los dos pies puede significar que no tengan tiempo suficiente para mantener sus piernas libres. Si la bicicleta se cae hacia la izquierda, los platos se mantienen en una posición más vertical que el ciclista. En un intento desesperado por mantener el equilibrio, el ciclista apoya de manera forzada el pie en el suelo, y la pierna derecha se pega con los dientes de los platos (ver imagen). El resultado es la ausencia de las abrasiones pero sí unos traumatismos más serios. Esto puede empeorar si el plato continúa girando, cosa que puede ocurrir si el pie izquierdo permanece enganchado al pedal.

Este tipo de lesión es inusual; los principales traumatismos causados específicamente por la bicicleta son raros. Esto pone de relieve, sin embargo, la importancia de llevar la correcta tensión en el mecanismo de pedales. Éstos necesitan ser ajustados correctamente para facilitar un desenganche rápido y liberación adecuada del tren inferior respecto a la bicicleta. El mecanismo de lesión descrito puede, por tanto, evitarse. Sin embargo, en la caída, el corredor puede estar en riesgo de sufrir otras lesiones como la fractura de cuello femoral.

Traducido y adaptado de: Patel, N. (2004). Mountain bike injuries and clipless pedals: a review of three cases. British Journal of Sports Medicin, 38, 340-341.

Diego Martínez García

Lcdo. Ciencias de la Actividad Física y del deporte

Colaborador de www.preparadorfisico.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *